David El Gnomo y el bocadillo de jamón

Se cumplen 25 años de la primera emisión de la serie de animación David El Gnomo. Para celebrarlo, TVE programará este otoño un largometraje en el que se resumirá la serie, y para explicarlo y hablar de ello, hace unos días, entrevistaban en la radio a su creador Claudio Biern Boyd, fundador también de BRB Internacional .

En el grueso de la entrevista se han recordado los extraordinarios éxitos de aquella deliciosa serie protagonizada por los gnomos David y Lisa. Al final de la entrevista, el propio Claudio ha reflexionado un poco acerca de los cambios en estos 25 años a través de las diferencias entre las series que hacía en su día y las actuales. Lo sorprendente es que, según él, no hay tantas diferencias y venía a decir lo siguiente:

“Hace 25 años, la gente comía bocadillos de jamón. Hoy también. Posiblemente hoy existe una variedad muchísima más amplia y exótica para elegir el pan que acompañará al jamón. Pero, en el fondo, lo que todos queremos es un buen jamón.”

En mi opinión, no le falta razón. El principio de una buena venta debería ser un buen producto (el jamón), y el marketing (el pan) es el medio, a mí me gusta decir idioma, que utilizamos para comunicar al cliente las ventajas o los elementos diferenciadores del producto.

Pero si no hay un buen producto,
y buen servicio de atención al cliente,
por mucho marketing que hagamos, no llegaremos muy lejos.

Ya sé que todos tenemos en mente algún producto exitoso que pensamos que no tiene los argumentos suficientes para justificar su posición en el mercado. Sin embargo, no debemos olvidar que el buen producto lo es para el consumidor, que no sólo valora sus características si no el uso que hará de estas.

Desde luego que se han hecho grandes campañas de marketing que han generado buenas ventas, en un primer momento, de productos mediocres, pero con un gran coste económico y de imagen para la empresa “defraudadora”. A este tipo de producto, que promete más de lo que ofrece, se le llama en marketing “overpromise” (sobrepromesa no está en el diccionario aún). Tenemos un ejemplo reciente de “overpromise” en el sistema operativo Windows Vista, que generó la curiosa situación de clientes pidiendo que les reinstalasen la anterior versión del sistema operativo: XP.

Así que, como en la cocina, lo importante es trabajar con buen producto.

Terminaré con la frase con la que comenzaban los episodios de David El Gnomo:

Nadie es mejor por ser más grande.

 

Author: Celestino Martínez

Mi nombre es Celestino Martínez. Soy consultor, conferenciante y director de retail marketing en Flow.es. Durante los últimos años he acumulado experiencia en múltiples áreas del mundo del retail, tanto en la gestión del negocio como la parte comercial. Así he pasado de gestionar un negocio de retail a la gestión comercial en multinacionales de relojería como Casio y Lotus Festina hasta, finalmente, llegar a la consultoría. Desde 2010 escribo el blog personal "Comunico, luego vendo", por el que obtuve en 2012 el Premio Oro al Mejor Blog de Marketing concedido por el Observatorio de la Blogosfera del Marketing. También escribo en publicaciones profesionales de marketing y retail de España y Latinoamérica y soy autor de varios libros como "Claves de Retail 2012-2015", "Claves de Retail: Visión 2016 - 2018", "El futuro del Retail", "Insight into the multichannel salesperson", "Distribución comercial en la era omnicanal" y "100 comercios vascos con los que aprender".

Share This Post On

Trackbacks/Pingbacks

  1. La teoría de los usos del jamón « Comunico, luego vendo. - [...] te pueden interesar: David El Gnomo y el bocadillo de jamón o ¿La gallina o el huevo? ¿El cliente…
  2. Palabras vacías, clientes defraudados. « Comunico, luego vendo. - [...] Entradas relacionadas: Rebajas engañosas La empresa chulo de piscina David El Gnomo y el bocadillo de jamón…

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *