Ejemplos inspiradores: Mikel y Mentxu (Walk On Project)

La inspiración se encuentra donde menos la esperas.

Cuando escribí la primera entrada de Ejemplos inspiradores, dedicada a Bere Casillas , mi idea era continuar narrando historias de otros comerciantes que, a través de su historia, nos mostrasen un camino a seguir, que nos transmitiesen esperanza y motivación.

Hace algo más de una semana estaba en una cafetería escribiendo en mi libreta el post “Difícil, difícil…Nunca ha sido fácil”, en el que intentaba provocar una reflexión a todos aquellos que, ante la adversidad, permanecen quietos alegando que la solución a sus problemas es difícil. Pocos minutos después, cosas del destino, cobrarían para mí un nuevo sentido palabras como difícil, adversidad, tenacidad y muchas más, después de conocer la extraordinaria historia de la familia que forman Mikel, Mentxu y sus tres hijos.

Mikel y Mentxu son una encantadora y joven pareja con tres hijos: Andoni, Jon y María. Como otras parejas, tenían un proyecto vital que parecía encarrilado y perfecto hasta que un fatídico 13 de Octubre de 2008, la vida les enfrenta a una prueba terrible: a Jontxu, con 6 años y medio, le es diagnosticada una enfermedad poco común llamada Adrenoleucodistrofia.

Esta terrible enfermedad, tratada en la película “El aceite de la vida”, ocasiona un irreparable daño neurológico cuya evolución podemos imaginar por las palabras del médico:

“En un plazo de dos años, Jontxu irá desapareciendo. Lo único que podéis hacer es quererle mucho”.

Aquí habría terminado esta historia, de no ser porque el médico dijo a continuación: “…pero, dejadme mirarlo”. Estas tres palabras fueron el pequeño rayo de luz al que Mikel y Mentxu se agarraron con desesperación. Comenzaría entonces una carrera contra reloj, en la que, con la ayuda de familiares, amigos y redes sociales, estudian miles de documentos hasta llegar al especialista de referencia en Europa, al que deben convencer para intentar un transplante de médula, procedente de su hermana María, en París.

Fieles a su promesa de “ser felices en el camino” aprovechan la estancia en París para visitar Eurodisney con los pequeños y, “con el alma rota”, aprovechar cada minuto, y es que Jontxu podía morir en la operación de transplante.

Sin embargo, Jontxu superó la operación y ahora toca esperar hasta que el transplante se estabilice y consiga detener el avance de la enfermedad. Mientras, hay daños irreparables que han afectado gravemente a la movilidad, audición, vista y habla de Jontxu. A pesar de la dureza de la situación y del camino recorrido, Mikel y Mentxu deciden ser felices y guiarse por esta hermosa máxima:

“Amor al presente y Lealtad al pasado”

Mientras, no olvidan a otros afectados por este tipo de enfermedades y crean una ONG, próximamente fundación, a la que dan el nombre de Walk On Project.

Walk On es el nombre de la primera canción que Mikel compuso para dar salida al torrente de emociones que ha experimentado en estos meses. Mikel es un excelente guitarrista pero nunca había cantado ni compuesto una canción. La música le sirve como medio de comunicación con Jontxu, pero, además, ha editado un disco con cuatro temas y está preparando un CD con colaboraciones de importantes músicos. A través de la venta del disco y de la organización de conciertos y otros eventos musicales, recaudan fondos para promover proyectos de investigación de enfermedades poco comunes, mientras dan charlas y entrevistas de todo tipo para difundir el problema de estas enfermedades y tratar de unir personas al proyecto.

Cuando tienes la oportunidad de oír estas canciones y la historia a dos metros de sus protagonistas, es imposible que no se te encoja el corazón y, por otro lado, que no redimensiones lo que hasta ese momento considerabas problemas, dificultades, etc.

Así que agradezco profundamente a Mikel y a Mentxu el ejemplo inspirador que nos brindan, les deseo toda la suerte del mundo y os recomiendo a todos ampliar la información en el vídeo, en la web, haceros amigos en facebook y, si podeis, colaborad en la medida de lo posible.

Foto: Celestino Martínez

 

Author: Celestino Martínez

Mi nombre es Celestino Martínez. Soy consultor, conferenciante y director de retail marketing en Flow.es. Durante los últimos años he acumulado experiencia en múltiples áreas del mundo del retail, tanto en la gestión del negocio como la parte comercial. Así he pasado de gestionar un negocio de retail a la gestión comercial en multinacionales de relojería como Casio y Lotus Festina hasta, finalmente, llegar a la consultoría. Desde 2010 escribo el blog personal "Comunico, luego vendo", por el que obtuve en 2012 el Premio Oro al Mejor Blog de Marketing concedido por el Observatorio de la Blogosfera del Marketing. También escribo en publicaciones profesionales de marketing y retail de España y Latinoamérica y soy coautor de varios libros y e-books como "Distribución comercial en la era omnicanal", "Claves de Retail 2012-2015", "Claves de Retail: Visión 2016 - 2018", "El futuro del Retail", "Insight into the multichannel salesperson".

Share This Post On

2 Comments

  1. Buenos días Celestino,

    Me alegra leer post como éste, la historia real que nos has contado y tu reflexión entorno a ella, me ha inspirado. Tambien podeis ver una película ‘titulada ‘Medidas Extraordinarias”, dirigida por Tom Vaughan, en la que trabajan Harrison Ford y Brendan Fraser, que va de la lucha de una familia, cuyo padre es un hombre de negocios, y de un científico para encontrar la solución a la enfermedad incurable que les diagnosticaron a sus dos hijos. Podeis ver aquí: http://peliculas.labutaca.net/medidas-extraordinarias

    Saludos
    @jordimkt

    Post a Reply
    • Hola Jordi.

      Me alegra que te haya inspirado. No sabes lo intenso que fue escucharselo a ellos, a dos metros de distancia, alternando la emoción, la esperanza y, sorprendentemente, una energía positiva de lo más contagioso.

      Creo que todos salimos de allí con la idea de queutilizamos a la ligera palabras como problema, dificultad, etc y, en mayor o menor medida salimos siendo personas diferentes a las que habíamos entrado.

      Ha sido una gran suerte haberlos conocido.

      Un saludo,
      Celestino Martínez.

      Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *