Entrevista radiofónica: De fracasos, éxitos y alguna otra historia

celestino-martinez

Hace unos días recibí un correo de Gabriel Murillo, un bloguero de origen venezolano afincado en Baton Rouge (Los Ángeles, USA), en el que me proponía una entrevista para emprendimiento.tv, un programa de radio en internet que trata de innovación, internet y emprendimiento.

No necesité más que unos pocos segundos para aceptar la invitación, tras ver a algunos de los entrevistados anteriormente y leer su lema: “Con los líderes de habla hispana en el mundo digital”.

Así que un sábado de mediados de Enero, lluvioso en España y helado en Baton Rouge, comenzamos una larga conversación a través de skype, en la que Gabriel se interesó en diversos puntos de mi trayectoria profesional, algunos de los cuales comentaré en este post.

Inicios como emprendedor

Nunca me ha gustado demasiado la definición de emprendedor. Por ello, hay cosas en mi carrera que considero emprendizaje que quizás no encajarían en algunas definiciones del término.

Cuando estaba estudiando electrónica, se presentó la oportunidad de crear una revista cuyos únicos requisitos era que fuese “juvenil”. Para ello, el centro ponía una serie de medios a disposición de quien se presentase voluntario. Hacer una revista en aquellos tiempos era tan rudimentario como apasionante, así que recluté a tres amigos y montamos una especie de fanzine. Hasta entonces ya sabía que me gustaba escribir, pero en aquel momento descubriría que me gustaba vender, algo que comencé a hacer al ofrecer espacios publicitarios en la revista para tratar de financiarla, y que no se me daba nada mal.

Unos meses después decidiría abandonar mis estudios de electrónica, ya que se orientaban más a la parte industrial mientras que yo estaba interesado en la electrónica doméstica, y precisamente lo haría para dedicarme a vender, administrando una pequeña tienda de fotografía y vídeo club.

Lecciones de un fracaso

Al terminar mi etapa en la tienda de fotografía, decidí montar, junto con algunos de los amigos que habían participado en la creación de la revista, una pequeña productora de vídeo. En aquellos tiempos, la grabación y edición en vídeo requería de unos equipos muy costosos, pero que podíamos utilizar gracias a que un amigo nos los prestaba.

Además de hacer los clásicos reportajes de boda y comunión, abrimos una línea de negocio para inmobiliarias. A pesar de que el método de llamar la atención en el escaparate no ha cambiado demasiado en las últimas décadas para la mayoría de inmobiliarias, en aquellos tiempos no iban más allá de presentar una colección de cartulinas llenas de datos.

Nosotros les ofrecíamos la posibilidad de presentar esas fichas con color y movimiento en un televisor que llevaba un vídeo incorporado y, según sus necesidades, intercalábamos un vídeo de la propiedad a la venta.

El sistema era muy atractivo y nosotros cobrábamos tanto por la edición de las películas como por el alquiler del equipo. Sin embargo, ese fue uno de los grandes fallos que hizo fracasar el negocio: cuanto más vendíamos, más dinero necesitábamos para comprar equipos, cuya amortización necesitaba varios meses.

Aunque tardaría muchos años en conocer el término, fue ahí donde aprendí a apreciar la escalabilidad: la posibilidad de que un negocio pueda crecer continuamente sin necesidad de adaptaciones o inversiones.

Momentos de éxito

La vida de un vendedor está llena de pequeños éxitos y fracasos, incluso en el mismo día. Por eso me costó elegir un momento de éxito en mi carrera.

Aunque podría haber elegido alguno de mis cambios de rumbo profesional, elegí un par de momentos que he vivido con especial intensidad, cada uno de ellos por distintas razones.

El primero fue la concesión del Premio Oro de la Blogosfera del Marketing en el año 2012. Nunca hubiese soñado con ganar un premio de este tipo, habiendo estudiado marketing por mi cuenta y escribiendo un blog sin tener demasiada idea de ello.

Tampoco tuve muchas dudas para elegir el segundo momento: impartir una clase en la Universidad del País Vasco era otra cosa que jamás podía haber imaginado aquel chico que abandonó los estudios de Formación Profesional.

Libros como elemento de cambio

Me gustó que pudiésemos hablar de libros en la entrevista. Siempre he sido un gran lector y creo que eso me ha ayudado mucho en todos los sentidos.

Como le decía a Gabriel, quizás escogí libros que tenían un significado especial para mí, como “Lovemarks”, de Kevin Roberts que, aunque es polémico y no gusta demasiado a muchos branders, fue mi primer contacto con una visión del marketing alejada de los clichés habituales.

También “El vendedor más grande del mundo”, de Og Mandino que, hace muchos años, me cambió la idea de lo que era la venta, mientras que “Buyology” me introdujo en el apasionante mundo del neuromarketing.

3 consejos para tu blog

Al final de la entrevista, Gabriel me pedía tres consejos para aquellos que comienzan con un blog. Era difícil elegir sólo tres, pero fueron estos:

Ten pasión por lo que escribes. Esto es fundamental, vas a dedicar muchas horas durante mucho tiempo a escribir del tema que elijas. Esto supondrá que vas a tener que leer libros, otros blogs e investigar, por lo que es mejor que el tema realmente te apasione o, en caso contrario, será fácil que abandones.

Invierte tiempo. No se trata de cuántos posts escribes, se trata de lo bien que presentas cada uno, así que planifica bien tu post, documéntate, redacta bien, revisa, elige buenas fotos, revisa, elige un buen título y vuelve a revisar.

Ten paciencia. Al principio las visitas llegarán de manera muy lenta e irán creciendo muy poco a poco. Cuanto más específico sea el tema que elijas para escribir en tu blog, incluso es posible que nunca vayas a tener muchas visitas, pero eso no quiere decir nada. Con el tiempo agradecerás que el arranque sea tan lento porque, por muy bien que lo hagas, los primeros post suelen ser muy flojos.

La entrevista y algo más

En la entrevista se trataron algunos temas más, que no he incluido porque harían muy largo este post. Si te interesa saber cuáles fueron, puedes escucharla en este enlace.

Por otro lado, quiero compartir contigo algo de lo que me siento orgulloso: el post de este blog “Claves de retail: ¿Cómo hemos llegado hasta aquí?” ha sido elegido entre los diez mejores post de marketing del mes de Enero de 2014, alcanzando la primera posición, como puedes ver en este enlace.

Foto: Muffet (flickr con licencia Creative Commons BY-2.0)

Nos vemos en:

Twitter          Linked In          Facebook          Instagram          Newsletter

 

Author: Celestino Martínez

Mi nombre es Celestino Martínez. Soy consultor, conferenciante y director de retail marketing en Flow.es. Durante los últimos años he acumulado experiencia en múltiples áreas del mundo del retail, tanto en la gestión del negocio como la parte comercial. Así he pasado de gestionar un negocio de retail a la gestión comercial en multinacionales de relojería como Casio y Lotus Festina hasta, finalmente, llegar a la consultoría. Desde 2010 escribo el blog personal "Comunico, luego vendo", por el que obtuve en 2012 el Premio Oro al Mejor Blog de Marketing concedido por el Observatorio de la Blogosfera del Marketing. También escribo en publicaciones profesionales de marketing y retail de España y Latinoamérica y soy coautor de varios libros y e-books como "Distribución comercial en la era omnicanal", "Claves de Retail 2012-2015", "Claves de Retail: Visión 2016 - 2018", "El futuro del Retail", "Insight into the multichannel salesperson".

Share This Post On

2 Comments

  1. Solo comentar que Baton Rouge está en Louisiana.. Normalmente se escribe Baton Rouge, LA (louisiana), así que entiendo la confusión.

    Post a Reply
    • Anda, pues sí me había confundido, Mikel. Ni siquiera lo había lo había pensado, leí LA y pensé en Los Ángeles 🙂

      Muchas gracias por la información.

      Saludos,
      Celestino

      Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *