Recomendaciones para el uso profesional de twitter

herramientas-aplicaciones-twitter

En los últimos días he hablado con varios clientes que manejan cuentas en redes sociales sobre el uso profesional de twitter. En algunos casos han entrado en esta red social por ellos mismos y han ido aprendiendo mientras que, en otros casos, han recibido formación.

El caso es que, por una u otra razón, he tenido ocasión de hacer seguimientos de varias cuentas de este tipo. Por ello, he pensado que sería buena idea compartir ciertas recomendaciones surgidas a partir de estos seguimientos y de otros que he hecho para documentar más el post.

 Uso profesional de Twitter

Antes de nada, será conveniente aclarar que considero cuentas profesionales aquellas detrás de las cuales está una marca, una empresa o un profesional independiente.

A diferencia de Facebook, donde existe el perfil personal y la página, en Twitter no hay un tipo de cuenta específico para el uso profesional. Por ello, la diferencia entre el enfoque profesional y personal la marcará el gestor de la cuenta.

La comunicación online de una marca, empresa o profesional independiente debe ser coherente con su filosofía. Esto implica que existen ciertas líneas que alguno de ellos puede y debe cruzar si no quiere traicionar su esencia.

Por ello, a pesar de que las recomendaciones que he elegido son aquellas que muy difícilmente podría obviar cualquier gestor de una cuenta profesional, puede caber alguna excepción.

Recomendaciones para el uso profesional de Twitter

Completa tu biografía. Una cuenta personal sin biografía tendrá muy pocas posibilidades de generar interés pero, en el caso de una cuenta profesional, el desinterés estará asegurado.

Elige un buen avatar. Un buen logotipo, en el caso de empresas y marcas, y una buena foto, en el caso de un profesional independiente, son esenciales para transmitir profesionalidad y ser reconocibles, incluso en la pantalla de un teléfono móvil.

No te olvides de los fondos. Tanto la fotografía de la cabecera como la imagen de fondo de tu timeline son buenos recursos para mostrar la identidad de tu marca.

Vigila las faltas de ortografía. Si en una cuenta personal no producen buena impresión, las faltas de ortografía son imperdonables en una cuenta profesional. Es importante no confundir faltas de ortografía con ciertas peculiaridades de la comunicación en Twitter.

No tengas miedo a tuitear. Twitter no es Facebook. Por su velocidad y el tipo de uso que hacemos de él sus usuarios, podemos hacer varias publicaciones repartidas durante el día sin llegar a agobiar a nuestros seguidores. De hecho, será muy difícil llegar a ellos con dos o tres tuits diarios.

Evita ser un spammer. Tuits repetidos, algunos de ellos mencionando a otras cuentas, mensajes directos pidiendo retuits o haciendo llegar información no deseada, son sólo unos ejemplos de conductas a evitar. Algunas de estas conductas son denunciables a Twitter y, si acumulan varias denuncias, pueden acarrear la eliminación de la cuenta.

Evita estar una temporada sin tuitear. Cuando haces un uso profesional de twitter no puedes estar temporadas sin actividad. Además, dependiendo de lo larga que sea esta temporada, te arriesgarás a que te dejen de seguir un buen número de seguidores profesionales, ya que hay varias herramientas que detectan las cuentas sin actividad y las convierten en candidatas a unfollow.

No abuses de los contenidos propios. Una de las ventajas de Twitter es poder dar a conocer tus propios contenidos. Si son considerados interesantes por tus seguidores, conseguirás que el número de estos vaya aumentando. Sin embargo, conviene que los contenidos propios sean solo una parte de tu línea de contenidos en Twitter y, salvo casos muy concretos, esta parte no debiera ser la principal.

Redifunde tus mejores contenidos. Twitter es una red en la que la actividad es frenética. Por otro lado, su uso suele ser intermitente. Esto hace que, en el momento en el que publicas un tuit, solo una pequeña parte de tu audiencia tendrá oportunidad de verlo. Por ello, es recomendable reutilizar los mejores contenidos y los que sean más importantes para tu estrategia, compartiéndolos durante varios días y a diferentes horas, evitando caer en el exceso. Además, si tu audiencia objetiva incluye a otros países, como los latinoamericanos, deberás tener en cuenta las diferencias horarias.

Cuida de los títulos de tus tuits. Los títulos y textos de cada tuit deben ser entendidos por tus seguidores de manera independiente. Es decir, que no necesiten del conocimiento de un contexto o de la lectura de tuits anteriores para ser entendidos. Este último punto es imprescindible, ya que, mientras que los tuits se escriben en orden cronológico, se presentan en el timeline en orden cronológico inverso.

Menciona a los autores de los contenidos que compartes. Muchos de los contenidos que se comparten en Twitter son post publicados en blogs o artículos de periódicos. Al mencionar al autor o fuente de la que proviene el contenido que compartes, le das autoridad al contenido y, al mismo tiempo, facilitas a tus seguidores nuevas cuentas de Twitter para seguir, con contenidos que les pueden interesar. Esta visibilidad también será agradecida por los bloggers y, a la larga, algunos de ellos la corresponderán compartiendo tus propios contenidos.

Evita republicar desde otra red social. Twitter es una red social que, cada vez más, se usa en movilidad. En pocos casos un seguidor querrá salir de la aplicación para abrir otra de la red social de la que provenga el enlace. Si la mayoría de las publicaciones son de este tipo, prepárate para los unfollows. Por otro lado, el uso profesional de twitter suele implicar el uso profesional de todas las redes, con lo que se deberá adaptar el mensaje a las características de cada red.

No abuses de los hashtags. Los hashtags son útiles para etiquetar los contenidos que se comparten, pero abusar de ellos restará atractivo a tus tuits. Además, si Twitter considera excesivo su uso, tus tuits dejarán de aparecer en las búsquedas referentes a esos hashtags.

Olvida el Paper.li. Tus seguidores de Twitter esperan que compartas contenidos pensando en sus gustos. Hacer publicaciones automáticas de un periódico generado automáticamente no parece la opción más atractiva para tu cuenta.

Evita las publicaciones de aplicaciones de estadísticas de seguidores. Otra publicación automática que no interesa a tus seguidores son tus estadísticas de seguidores y seguidos. Además, un número de seguidores que te abandonan más alto que el de los que comienzan a seguirte no dirá nada bueno de tu cuenta.

Utiliza un acortador. La mayoría de las publicaciones en twitter incluyen un enlace. Aunque Twitter acorta los enlaces, resulta más profesional utilizar acortadores como bit.ly, ow.ly o karmacracy, con los que, además, puedes obtener información acerca de los clicks generados y otros datos de interés.

Cuidado con las programaciones. La utilización de aplicaciones para programar la publicación de contenidos es algo habitual entre quienes hacen un uso profesional de twitter. Estas aplicaciones son muy útiles para publicar ciertos contenidos a las horas en las que éstos tendrán más posibilidades de llegar a tu audiencia. Sin embargo, su abuso te hará parecer un spammer, por ejemplo, cuando varios tuits se lanzan en el mismo minuto.

Establece una política de seguimientos. La proporción entre seguidores y seguidos puede servir de referencia a muchos de tus potenciales seguidores. La mayoría de ellos, además de estar interesado en tus contenidos, valorará positivamente la reciprocidad del seguimiento que, por otra parte, le permitirá la comunicación privada con tu cuenta.

Ten en cuenta el listón de los 2.000 seguidos. Muchas cuentas profesionales quieren ver crecer rápidamente el número de seguidos. Para ello, comienzan a seguir a muchas cuentas, esperando que éstas les devuelvan el seguimiento. Sin embargo, muchos gestores no saben que al llegar a los 2.000 seguidos Twitter no les permitirá seguir a más cuentas hasta que la cifra de seguidores no llegue a 2.000, aunque lo permitirá en una horquilla del 10% de la cifra de seguidores. Por ello, es mejor tener un crecimiento sostenido antes de verse encerrado en un punto y tener que dejar de seguir a unas cuentas para seguir a otras.

Retuitea. Seguro que tus seguidores comparten contenidos interesantes y que encajan con tu línea editorial. Retuiteando estos contenidos, reconocerás su aportación y les proporcionarás una visibilidad que seguro que aprecian.

Retuitea (selectivamente) a quien te menciona o comparte tus contenidos. Tus propios contenidos tendrán más valor cuando son otros tuiteros quienes los comparten o retuitean. Es interesante seleccionar y mostrar a tu comunidad ese aporte de valor retuiteando algunos tuits en los que tus contenidos han sido compartidos o en los que has sido mencionada. Como en todo, conviene no abusar de esta técnica y espaciar su uso en el timeline.

Utiliza listas. Las listas tienen varios usos. Uno de ellos sería el de hacer más fácil el seguimiento de ciertos temas, agrupando a tuiteros que compartan contenidos relacionados en listas públicas o privadas. Las listas también sirven para presentar selecciones de tuiteros a tus seguidores, facilitando su seguimiento.

Utiliza los favoritos. Cuando tienes una cifra considerable de tuits puede resultar complicado encontrar ciertos contenidos que te hayan parecido especialmente relevantes. Clasificándolos como favoritos, no sólo los encontrarás con más facilidad, también destacarás esos contenidos para mostrarlos con más facilidad a tus seguidores.

El engaño no es una opción. Hace unos días dejé de seguir a una empresa que, sistemáticamente, publicaba buenos contenidos con dos enlaces: el primero correspondiente al título del tuit y otro que llevaba a un contenido propio que no tenía nada que ver con el título del tuit.

Utiliza herramientas para mejorar la efectividad de tu cuenta. Hay muchas herramientas disponibles para ello, muchas de ellas gratuitas. Por poner solo unos ejemplos, algunas te servirán para administrar mejor a tus seguidores, como Social Bro o Manage Flitter, para establecer los mejores horarios de publicación, como Tweeriod, para programar contenidos, como Buffer o Karmacracy, o para monitorizar tu cuenta, como Hootsuite.

Evidentemente quedarían muchas recomendaciones más por hacer. La intención de este post solo era la de compartir unas recomendaciones para el uso profesional de twitter, surgidas a partir de las pequeñas auditorías que he hecho estos días, pero te invito a que aportes tus recomendaciones en los comentarios.

Foto: sharpshooterjan (flickr con licencia Creative Commons BY-2.0)

Nos vemos en:

Twitter          Linked In          Facebook          Instagram          Newsletter

Author: Celestino Martínez

Mi nombre es Celestino Martínez. Soy consultor, conferenciante y director de retail marketing en Flow.es. Durante los últimos años he acumulado experiencia en múltiples áreas del mundo del retail, tanto en la gestión del negocio como la parte comercial. Así he pasado de gestionar un negocio de retail a la gestión comercial en multinacionales de relojería como Casio y Lotus Festina hasta, finalmente, llegar a la consultoría. Desde 2010 escribo el blog personal "Comunico, luego vendo", por el que obtuve en 2012 el Premio Oro al Mejor Blog de Marketing concedido por el Observatorio de la Blogosfera del Marketing. También escribo en publicaciones profesionales de marketing y retail de España y Latinoamérica y soy coautor de varios libros y e-books como "Distribución comercial en la era omnicanal", "Claves de Retail 2012-2015", "Claves de Retail: Visión 2016 - 2018", "El futuro del Retail", "Insight into the multichannel salesperson".

Share This Post On

3 Comments

  1. Buenos días, Celestino

    Muy buenos consejos. Yo sólo agregaría un par de ellos:

    1.- Propiciar las conversaciones y los debates constructivos
    2.- Evitar quemar las relaciones desde el principio por un desmesurado deseo de vender nuestros productos o servicios desde el contacto inicial.

    Te dejó un artículo de mi blog que seguramente recordarás: Cómo Destruir Una Relación En Menos De 24 Horas.

    Post a Reply
    • Hola Joel.

      Estoy de acuerdo con tus apreciaciones. Yo pensaba que estos extremos se daban por supuesto en el caso de uso profesional de la plataforma pero en otras conversaciones han salido estos y otros temas que daba por asumidos, por lo que es posible que, en breve, amplíe el post con alguna recomendación más.

      Muchas gracias y saludos,
      Celestino.

      Post a Reply
  2. Muy buenos los consejos, ya que son las referencias sencillas para una buena comunicación social desde Twitter. Yo aportaría el detalle, que Twiiter debería una de las principales acciones de los equipos de Call Center 2.0.

    Post a Reply

Trackbacks/Pingbacks

  1. Recomendaciones para el uso profesional de twit... - […] En este post comparto ciertas recomendaciones para el uso profesional de Twitter, surgidas a partir de unos seguimientos que…

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *