Modelos de negocio en retail: cómo saber si son inviables
Jun14

Modelos de negocio en retail: cómo saber si son inviables

Muchos modelos de negocio en retail se enfrentan al reto de reformularse y seguir siendo viables, por ejemplo en nichos de mercado más pequeños o ampliando su mercado a través de nuevos canales de venta. Dependiendo del sector y de la plaza en la que esté ubicado el comercio, esto no siempre es posible. Como decía en el post anterior, en el que explicaba las razones por las que es recomendable el cambio o la reorientación de muchos modelos de negocio en retail y compartía unas claves para hacerlo, la redefinición del modelo de negocio implica una serie de cambios en cadena que van a afectar a otras áreas. Poner al cliente en el centro: el cambio real Cuando se habla de reorientar los modelos de negocio en retail, el principal cambio a afrontar es el de definir una propuesta de valor para un público objetivo concreto. Esto, que es bastante fácil de decir, es terriblemente difícil de asimilar para los gestores de un negocio que siempre han estado enfocados al producto. De hecho, esta imposibilidad es la que hace que, frecuentemente, lo que en un principio pretendía ser una reorientación del modelo de negocio se quede en unos pocos cambios cosméticos que, lejos de aumentar el valor añadido del producto o del servicio ofrecido, lo único que consiguen es desconcertar aún más a los clientes. Sin embargo, cuando realmente se define un público objetivo que sea capaz de apreciar una buena propuesta de valor, solo estamos ante el primer paso de un camino que no suele ser fácil de recorrer. Sin ir más lejos, esta primera situación abre ciertos interrogantes como los siguientes: ¿El público objetivo apreciará mi propuesta de valor? ¿Esta nueva propuesta de valor será lo suficientemente atractiva como aumentar la afluencia de clientes a la tienda? ¿Qué porcentaje de mi público objetivo pagará por ella? ¿Con qué frecuencia lo harán?     Modelos de negocio en retail e inviabilidad Si no se conocen muy bien las necesidades y expectativas del público objetivo, nos podemos encontrar con que éstos pueden apreciar la propuesta de valor pero no tienen porqué estar dispuestos a pagar por ella, que solo esté dispuesto a hacerlo una parte pequeña de ese público objetivo o que lo hagan muy de vez en cuando. Por ejemplo, un comercio generalista de artículos de deporte puede decidir especializarse en un perfil de cliente determinado, el runner, al que puede ofrecer una selección de equipamiento para la práctica de las especialidades running, trail running y triathlon. Dentro de la propuesta de valor puede estar la selección de producto, un sistema de asesoramiento y pruebas para que...

Read More
Qué es un dominio en internet y por qué es importante para tu negocio
Sep29

Qué es un dominio en internet y por qué es importante para tu negocio

Un dominio en internet es un conjunto de caracteres alfanuméricos que forman el nombre al que está vinculado una página web y una de las razones de su importancia es que los dominios son únicos, por lo que deberías asegurarte de tener registrado el dominio de tu negocio. Por ejemplo, el dominio asociado a mi web es celestinomartinez.com, y ninguna otra web puede vincularse a ella. ¿Cómo es un dominio en internet? Un dominio en internet está compuesto por el nombre y la extensión. En mi caso, el nombre sería celestinomartinez y la extensión .com. El nombre del dominio está formado por letras y números que deben componer un nombre único. La combinación de letras y números debe estar compuesta por un mínimo de tres letras y un máximo de 63. Para crear esta combinación no se puede utilizar la eñe, ni letras con tilde o diéresis y, en caso de ser necesario, solamente se pueden separar las palabras con un guión medio. La extensión hace referencia a la ubicación geográfica de la web o a su actividad. Por ejemplo, la extensión .es es la que utilizan las webs españolas y cada país tiene la suya, que suele ser una abreviatura de su nombre, por ejemplo, .eu (Europa), .mx (Mexico) o .cl (Chile). Por otro lado, las extensiones más conocidas relacionadas con la actividad son .com (comercio), .org (organizaciones) o .net (internet). No voy a entrar en la historia de los dominios en internet ni abordar la parte técnica del funcionamiento de los dominios pero, si tienes interés, hay mucha información con una búsqueda simple. ¿Para qué necesitas un dominio en internet si no tienes página web? Independientemente de que tengas o no página web, es necesario que hagas un estudio sobre los dominios en internet que necesita tu negocio. Por un lado, lo más probable es que antes o después vayas a tener tu propia página web y, por otro, debes evitar que un competidor o cualquier desaprensivo pueda registrar el dominio o los dominios correspondientes al nombre de tu negocio. Los perjuicios que te pueden originar estas situaciones son fácilmente imaginables: un competidor aprovechando la imagen de marca de tu negocio para atraer visitantes a su web o a su tienda, un desaprensivo publicando información falsa sobre tu negocio en una web o alguien y algún otro que no contaré para no dar ideas. Comprar y mantener un dominio en internet cuesta unos pocos euros al año, por lo que no merece la pena que corras los riesgos antes descritos, aún en el caso de que tengas que mantener varios dominios. ¿Cuántos dominios en internet debe tener tu negocio? La decisión sobre cuántos dominios de internet deberías...

Read More
Comercio electrónico y retail: ¿vender o no vender en Internet?
Jul14

Comercio electrónico y retail: ¿vender o no vender en Internet?

El comercio electrónico no deja de crecer. En los últimos meses el crecimiento ha superado el 20%, cifra difícilmente alcanzable en otra actividad. Por ello, cada vez más negocios de retail se plantean vender en Internet para mejorar su rentabilidad. Sobre el papel, un negocio de retail está en uno de los mejores puntos de partida para alcanzar el éxito vendiendo en Internet, ya que, entre otras ventajas, tiene productos, proveedores, experiencia, stock y medios de pago. Por otro lado, muchos comercios ya tienen una página web y  están bastante familiarizados con la tecnología, internet y las redes sociales. Sin embargo, merece la pena hacer un análisis más profundo para comprobar las ventajas y desventajas que presenta el comercio electrónico para un negocio de retail. Comercio electrónico y producto Según el Estudio eCommerce 2015 IAB Spain, 6 de cada 10 productos que se venden en Internet corresponden al sector tecnológico, el ocio, los viajes y la moda, sobre todo la femenina. Si incluimos alimentación, hogar y calzado, todos los productos restantes presentan un nivel de ventas mucho más bajo. El 70% de los productos que se venden el comercio electrónico tienen un precio que oscila entre los 50 y los 150 euros. Esto quiere decir que las franjas superiores e inferiores tienen unas posibilidades de venta mucho menores. Comercio electrónico y competencia Un factor a tener en cuenta cuando se analizan las cifras de facturación del comercio electrónico en España es que solamente el 45% de estas ventas las hace una empresa nacional. Dicho de otra manera, más de la mitad de la facturación de e-commerce de España se la llevan empresas extranjeras, principalmente europeas. Por otro lado, y aunque no he podido encontrar cifras oficiales, hay que tener en cuenta que una parte muy importante de esa facturación se concentra en unas pocas empresas multinacionales de gran tamaño, que pueden acceder a condiciones especiales de otras regiones y que, como se ha ido demostrando con el tiempo, juegan con la fiscalidad de manera ventajosa. Muchas de estas grandes empresas, además, disponen de grandes presupuestos para invertir en promoción y captación de clientes. Como veremos más adelante, este es un punto esencial. ¿Todo se puede vender en Internet? Después de analizar estos primeros argumentos, parece que vender en Internet no es tan sencillo como a veces se presenta, y no lo es, pero todo depende de partir de unos objetivos realistas. Estos objetivos serán más o menos alcanzables en función de ciertas variables, que pueden ser: Tipo de producto a vender. Las posibilidades de venta son distintas en función del tipo de producto a vender, de si es producto...

Read More
Auge y caída del showrooming: ¿Sigue siendo una amenaza para el retail?
Feb11

Auge y caída del showrooming: ¿Sigue siendo una amenaza para el retail?

En los últimos meses hemos asistido a la evolución del fenómeno showrooming, la utilización de una tienda como expositor, o showroom, por parte de un comprador que, después de tocar o probar el producto, termina haciendo la compra en una tienda online, atraído por un precio menor. Con pocos meses de diferencia se han publicado los resultados de varios estudios que ofrecen conclusiones contrarias: mientras unos constatan el aumento de esta tendencia y su peligro para el comercio detallista, o retail, otros dan el fenómeno por muerto, considerando irrelevante su incidencia. Por ello, en este post se analizan algunos datos de estos estudios.

Read More
Retail y PYMES: 14 claves para 2014
Ene07

Retail y PYMES: 14 claves para 2014

El año pasado, por estas mismas fechas, publiqué un post en el que repasaba lo publicado en mi blog en los últimos doce meses, seleccionando aquellos post que pudieran transformarse en claves o consejos que cualquier retailer o gestor de una pyme pudiese aplicar. Este post se llamó Retail: 13 claves para 2013. Este año quiero repetir la experiencia y presentar 14 claves que puedan servir para afrontar mejor los retos que 2014 nos tiene reservados a todos.

Read More
Claves de retail: Tendencias de futuro
Dic24

Claves de retail: Tendencias de futuro

En este post, que cierra la serie dedicada a analizar las claves del pasado, presente y futuro del retail, se presentan las principales claves de futuro que pueden generalizarse en el sector retail. Quiero remarcar especialmente el extremo de la generalización, ya que muchas de las claves que aquí se citan ya se están experimentando en algunos puntos del planeta.

Read More
¿Porqué es una estupidez cobrar a un cliente por hacer showrooming?
Jul16

¿Porqué es una estupidez cobrar a un cliente por hacer showrooming?

Hasta finales del año 2011 casi nadie había oído hablar del showrooming. En la actualidad, el (mal) uso de esta técnica es uno de los grandes retos a superar en el mundo del retail y ha tomado especial relevancia tras conocerse los casos de varias tiendas que han comenzado a cobrar a sus clientes por “estar sólo mirando” o por probarse algo. ¿Qué es el showrooming? El showrooming es una técnica que consiste en utilizar un smartphone o tableta en un punto de venta físico para buscar, en un entorno online, información o el precio más bajo de un determinado producto, que generalmente se ha probado y que puede terminar siendo adquirido a través del comercio electrónico. A pesar de lo novedoso que parezca, no deja de ser una evolución del clásico “busque, compare y, si encuentra algo mejor, cómprelo”. Lo que cambia es el medio para hacer esta búsqueda y la inmediatez que permiten los teléfonos móviles con una conexión a internet. Antes del showrooming Antes de aparecer el término “showrooming” ya existían aplicaciones comparadoras de precios y que permitían, por ejemplo, comparar los precios de la cesta de la compra en uno u otro supermercado. También se habían planteado otros retos similares, como las ventas privadas, que despertaron la voz de alarma en ciertos sectores que, hasta el momento, no habían sufrido problemas de ventas con descuentos. Sin embargo, estas técnicas ya eran habituales para otros sectores, como el de la electrónica de consumo. Recuerdo que, hace unos diez años, una tienda de fotografía de Barcelona se hizo muy popular porque, para competir contra los category killers online del sector, que vendían las cámaras fotográficas casi sin margen comercial, ofrecía dos precios para mostrar su valor añadido: un precio “con explicación” y otro, como el de los competidores online, “sin explicación”. Con ello, intentaba sensibilizar al cliente de su labor y, al mismo tiempo, podía competir contra los, en aquel momento, grandes operadores de comercio electrónico. ¿A quién beneficia y perjudica el showrooming? Si hacemos una lectura superficial podríamos sentenciar que el showrooming beneficia a las marcas, a los grandes operadores globales de comercio electrónico y al cliente final, que consigue precios más baratos, mientras que perjudica al comercio tradicional y a los pequeños vendedores online, cuyos negocios no pueden competir contra los precios de los grandes operadores. Esta falta de competitividad del comercio físico no sólo viene marcada por el hecho de tener más costes fijos o menores descuentos por volumen de compras. Los grandes operadores de comercio electrónico, además de obtener grandes descuentos por volumen de compras, por su carácter global, pueden decidir a qué...

Read More
Comunico, luego vendo cumple 3 años: ¡Muchas gracias!
Jun18

Comunico, luego vendo cumple 3 años: ¡Muchas gracias!

Vender es comunicar “Vender es comunicar” Con esta frase comenzaba el primer post de este blog, hace ahora tres años. En este tiempo, la importancia de la comunicación en la venta no ha dejado de crecer. Si en aquel mes de Junio de 2010 las redes sociales, internet y el comercio electrónico mostraban un gran potencial como vehículo de una nueva comunicación, en este momento son una realidad que pocos ignoran. La profundidad de los cambios que ha provocado la acción combinada de estos tres elementos en las pautas de consumo es un reflejo de esta realidad, que establece nuevos y complejos retos. Esta evolución ha tenido su reflejo en el blog: en los últimos meses he escrito varias entradas para incidir en esta, cada vez más importante, línea de comunicación de las marcas y empresas con sus clientes y, posiblemente aquí reside una de las claves, de los clientes con sus marcas y empresas. El año de las ponencias y los cursos Una de las diferencias de este tercer año del blog con respecto a los anteriores ha sido el gran número de ponencias y cursos que he tenido la suerte de impartir y de disfrutar, porque es algo que me encanta, tanto la preparación como la presentación. Tras haber abandonado mi actividad como vendedor, aunque nunca dejaré de serlo, las ponencias y cursos han sido el eje de mi nueva actividad profesional. Afortunadamente, he participado en muchos eventos y actividades formativas, por lo que he tenido oportunidad de mejorar mucho mi técnica y de conocer a muchas personas. Nuevas colaboraciones Desde que comencé a escribir el blog no ha dejado de aumentar la lista de publicaciones en las que escribo. Comencé publicando en Puro Marketing, y luego en Una docena de y en América Retail. Este año he sumado Soy mi marca y Con tu negocio a esta lista, y he debido rechazar alguna petición más por no poder atenderla debidamente. El año de los reconocimientos Antes de este tercer había muchas cosas que me habían pasado que podía interpretar como un reconocimiento. Incluso alguno de mis posts había seleccionado en el Top 10 mensual del Observatorio de la Blogosfera del Marketing. Sería el mismo Observatorio el que me reservase la sorpresa profesional más grande del año pasado y el reconocimiento que más ilusión me ha hecho: el Premio Oro 2012 del Observatorio de la Blogosfera del Marketing que, a diferencia de otros premios, no se consigue haciendo campaña entre los seguidores en las redes sociales sino que es concedido por un jurado especializado. A pesar de no ser un propiamente un reconocimiento, considero como tales mi...

Read More
¿Qué quedará en pie tras la Tormenta Perfecta del retail?
Jun11

¿Qué quedará en pie tras la Tormenta Perfecta del retail?

Hace tiempo que el retail parece uno de esos enfermos cuyos familiares han oído mil veces decir al doctor que “de esta noche no pasa”. Auge y caída de los centros comerciales En las últimas décadas, la apertura masiva de centros comerciales ha cambiado la fisonomía comercial de la mayoría de ciudades de España. En poco tiempo, muchos de los comercios más antiguos de cada ciudad fueron desapareciendo mientras sus clientes elegían otras opciones que se ofrecían en los centros comerciales. Un buen ejemplo de este tipo serían las tiendas de moda multimarca o boutiques, pero hay muchos otros: supermercados, ferreterías, tiendas de electrodomésticos, mueblerías, etc. De pronto, llegó la crisis y una buena parte de esos centros comerciales también empezaron a pasarlo mal, ya que muchos de sus clientes habían reajustado sus patrones de compra debido a su menor capacidad adquisitiva y, en muchos casos, habían vendido el segundo coche de la casa, que era el que se utilizaba para ese tipo de compras. Estas grandes superficies comerciales seguían atrayendo visitantes los fines de semana, principalmente atraídos por la oferta de ocio y restauración y las grandes tiendas especializadas. Vuelta a la ciudad Mientras, en las ciudades, con la reforma del sector bancario, sumado a algunos otros cierres como los de los cines, comenzaron a quedar disponibles grandes locales en las calles más comerciales. Este hecho volvió a modificar la fisonomía de las ciudades, que vieron como desembarcaban en sus millas de oro las marcas más conocidas del mundo. Esta circunstancia hizo que las calles más comerciales de muchas ciudades europeas se terminasen pareciendo. Este hecho es tan habitual, que tiene nombre propio: londonization o londonización, insinuando que todas estas ciudades se parecen a Londres. La vuelta a la ciudad de muchas marcas ha acelerado el deterioro de los centros comerciales, que ven marchar sus mejores tiendas. Este repentino interés de muchas marcas por estar representadas en las mejores avenidas del país ha tenido otro efecto colateral importante: en plena crisis, los precios de los alquileres de estas calles no han dejado de subir. La influencia de Internet y el comercio electrónico En todo este proceso de cambio, el papel de Internet y el comercio electrónico ha ido evolucionando y, por supuesto, influyendo en muchos de estos casos. Si bien al principio no fue tomado muy en cuenta por estar las ventas muy focalizadas en determinados tipos de producto, la aparición de las webs de ventas privadas revolucionó especialmente el mundo de la moda y, sobre todo, derribó en el consumidor un viejo prejuicio: en Internet se podían comprar prendas sin necesidad de probarlas. Con la popularización de...

Read More
Por qué fracasan muchos proyectos tecnológicos de retail
Abr30

Por qué fracasan muchos proyectos tecnológicos de retail

No hay semana en la que no aparezca una aplicación o plataforma que nace con la intención de utilizar internet, las redes sociales y el comercio electrónico para revolucionar el castigado sector del retail. Una tras otra, la mayoría de estas revoluciones se acaba estrellando con una dura realidad: el retail es un sector muy exigente, en pleno proceso de redefinición, en el que la tecnología jugará un papel importante, siempre y cuando ofrezca valor añadido, genere confianza y facilite la conexión emocional entre el comprador y el vendedor. Pero para que la tecnología cumpla estos objetivos tendría que seguir una estrategia de marketing orientada al cliente, diseñada desde un profundo conocimiento del retail y esto no es siempre así. Sorprendentemente, muchas de estas aplicaciones están diseñadas por técnicos, por lo que suelen estar resueltas de manera brillante desde el punto de vista técnico y de diseño, incluso en algunas la usabilidad es buena… pero están enfocadas a una época del retail que ya no existe y, en los peores casos, a un retail de ciencia ficción. No voy a hablar de ninguna aplicación en concreto, me voy a limitar a listar una serie de errores que he encontrado en diversas aplicaciones y a explicar, en mi opinión, en qué fallan. La mayoría de las aplicaciones incurren en varios de estos fallos, sobre todo en los más importantes, de ahí que no consigan el objetivo final de vender en una cantidad suficiente para justificar la inversión de tiempo y dinero que requiere la implantación y el uso diario de estas aplicaciones y plataformas. No hay retailer en el equipo de diseño En muchas aplicaciones no hay un experto en retail que pueda dar al proyecto la “capa de realidad” necesaria, fruto del conocimiento del sector, de la situación actual y de los clientes. Este conocimiento solo es posible cuando se han pasado muchas horas en una tienda. Mismas soluciones para negocios diferentes No es lo mismo vender unos zapatos que gestionar una reserva para una cena o la inscripción a un gimnasio. Sin embargo, muchas de estas plataformas y aplicaciones están proyectadas para que tengan cabida estos dos tipos de venta, terminando por no ajustarse bien a alguna de ellas. Incluso la venta de diferentes productos o servicios requerirá de enfoques a medida. No incluyen suficiente formación Vender en Internet no es cuestión de herramientas. Se necesita un buen dominio de la plataforma o aplicación, pero también de técnicas de marketing, de copywriting y de social media marketing, desde el punto de vista estratégico, no se trata sólo del uso de las herramientas. No se aseguran de que haya...

Read More